builderall

Lo simple hecho arte

ACUPUNTURA CHINA CLÁSICA

Más de 2.000 años de tradición y sabiduría

La acupuntura

La acupuntura es una de las terapias “no convencionales” más conocidas en el mundo. 

Un antiguo sistema terapéutico chino cuyo origen parece remontarse a algo más de 2.000 años, de hecho, no existe referencia a esta terapia anterior al siglo I antes de nuestra era, y  que ha llegado a nuestros días con más o menos variaciones, según tradiciones familiares o países donde se practique. 

Consiste en la inserción de agujas muy finas, en ciertos puntos estratégicos o incluso áreas más extensas del cuerpo para conseguir, simplificando mucho, una estimulación nerviosa, con la intención de provocar una serie de respuestas físicas, eléctricas o químicas, para desatar un “mecanismo de reparación”; y así conseguir una mejoría o la desaparición de ciertas dolencias.

El enfoque más tradicional e incluso moderno de este mecanismo de acción de la acupuntura, se centra en conseguir el equilibrio de un “aire vital” que circularía por nuestro cuerpo llamado Qi 氣 un controvertido término traducido erróneamente como “energía” que provoca muchos malentendidos.

El concepto de “energía” en la acupuntura es totalmente ajeno a la tradición china, por tanto, es un error querer definir el “Qi” bajo esos parámetros. El significado de “Qi” es muy difícil de condensar en una palabra, ya que no distingue entre aspectos materiales o inmateriales, y toda la materia, visible o no, serían diferentes formas de Qì.


El autor de esta controvertida “traducción” fue George Soulié de Morant, un diplomático francés de segunda categoría que vivió entre los siglos XIX y XX y que gracias a su conocimiento del idioma chino, que aprendió con ocho años de edad de la mano de un sacerdote jesuita en París, trabajaría en China durante dos décadas como cónsul diplomático.

En realidad estuvo menos de 9 años, y no fueron seguidos, ya que tuvo que volver a Francia en dos ocasiones y una más a Japón, para restablecerse de varios periodos de enfermedad. 

En total fueron siete años. Solo 5 como diplomático y ninguno estudiando acupuntura como aseguraba.

A pesar de desconocer por completo el verdadero significado de estos conceptos tan importantes para entender las artes curativas chinas, Soulié de Morant, se atrevió a traducirlos y además de manera errónea. Y lo que es peor, con una gran aceptación en occidente lo que provocó y provoca muchos errores de concepto, relacionando la acupuntura con lo mágico, la superstición, etc.



Estamos pues, ante un error conceptual más que otra cosa, provocado por esa mala traducción de Qi 氣 como energía, que solo provoca equívocos.

En el caso concreto de la acupuntura, la traducción más correcta de Qi 氣 haría referencia al oxígeno, y más concretamente al oxígeno que circula por nuestros vasos sanguíneos; y es que la acupuntura es una terapia que se ha comprobado que influye en la circulación de la sangre, mejorando su movimiento e incluso, dirigiéndose allá donde es necesaria. Esto se puede apreciar en estas imágenes tomadas durante las sesiones de acupuntura con cámaras termográficas o térmicas, que muestran una representación gráfica de la radiación calorífica que emite el cuerpo.

Dr. Richard Tan

Este Qi 氣 fluye a lo largo de lo que se ha denominado en China como canales, más conocidos en occidente como meridianos. El término meridiano es otra mala traducción de este diplomático francés que los compara, de alguna manera, con los meridianos geográficos terrestres.

Estos canales están repartidos por todo nuestro cuerpo y llegan de manera directa o indirecta hasta su último rincón para mantener en unos niveles adecuados nuestra salud física y emocional.

Si nos empeñamos en traducir como “energía” este concepto de Qi 氣 no es de extrañar que la ciencia como tal no admita su existencia como un fenómeno real ya que no pueden medirlo con ningún dispositivo de medición actual; y ya sabemos que para la ciencia, lo que no se puede medir no “existe”.

En las imágenes de arriba puedes ver el antes y después de una sesión de acupuntura, en este caso, en el manejo del dolor. 

El área afectada del cuerpo donde presentan dolor estas personas (espalda, cara…) tiene una temperatura diferente al resto, se refleja como zonas verdosas y azuladas, lo que indicaría la existencia de una mala circulación sanguínea. 

Una vez que insertamos las primeras agujas el dolor remite y pasados 20 minutos, esas mismas áreas han cambiado de color (de temperatura) pasando a ser de color amarillo, naranja y rojo, indicando que la sangre llega de manera óptima a esa área.


Estamos pues, ante un error conceptual más que otra cosa, provocado por esa mala traducción de Qi 氣 como energía, que solo provoca equívocos.

 

El Método

Nuestro método de acupuntura reúne conocimientos tradicionales, unidos a los conocimientos de Escuelas más "modernas" como la acupuntura del Maestro Tung y el método de Equilibrio del Dr. Richard Tan. Proporcionándonos la adición de todos ellos sorprendentes resultados.

Es un tipo de acupuntura de carácter distal, es decir, que insertamos las agujas “lejos” del área afectada, en zonas comprendidas desde las rodillas a los pies y desde los codos a las manos, así como en la cabeza. Nunca en la misma zona dolorosa.


 
Maestro Tung
Dr. Richard Tang

Con el objetivo, como hemos explicado anteriormente, de influir en nuestro cuerpo provocando cambios reales en él. No se trata de “regular energías”, sino de estimular nervios (nociceptores y propioceptores) además de músculos y tejidos conectivos. De este modo, se provoca la liberación de neurotransmisores como las endorfinas, encefalinas y dinorfinas, que son los analgésicos naturales del cuerpo.